Adelgazar los muslos interiormente

Hola de nuevo chicas. La actualidad manda y vosotras sois mi actualidad…
Estos dos últimos días habéis sido varias las que me habéis preguntado como rebajar la grasa de la parte interna de los muslos, la zona de los aductores o como le llamamos vulgarmente la entrepierna.
Bueno, existen infinidad de ejercicios que podemos hacer para fortalecer esa zona. Yo voy a enseñaros algunos hoy. Recordar que siempre intentamos buscar la manera de adelgazar y también tonificar y fortalecer las piernas.
Si ya es difícil trabajar como lo estamos haciendo, una sola parte del cuerpo, aún lo es más si buscamos hacerlo en una parte concreta de esa zona. Pero vamos a hacerlo.
En primer lugar, aquellas que hacéis ejercicio a diario, no tendréis este problema y seguro que las que trabajáis en gimnasio a menudo lo más probable es que os suceda lo contrario, que musculéis demasiado esa zona.
Hoy vamos a tratar, como poder fortalecer la zona, pero recordar que una cosa es fortalecer y otra adelgazar.
Para adelgazar sin más la zona ya hemos ido hablando, y lo haremos más adelante, seguiremos rutinas alimenticias, ejercicios, masajes y cremas activadoras.
En esos 4 pilares nos centraremos. Pero no sirve solo con adelgazar, hay que tonificar, fortalecer los músculos sin llegar a desarrollarlos demasiado. Todo esta en llegar a un equilibrio.
Las que tengáis demasiada flacidez, tenéis que usar una crema para la circulación. Las que usan los deportistas suelen ser muy buenas.
Aplicar generosamente y por favor: “No la extendáis en circulo”. Esto es muy importante y uno de los errores más comunes. Parece una tontería pero no lo es. Siempre de abajo a arriba y de arriba a abajo. Así sirve de masaje a la vez. Y hacerlo con toda la mano, apretando la zona, como si quisiéramos empujar la grasa hacia abajo y hacia arriba. Así activaremos la zona.
Vamos a los ejercicios.
Empezaremos con ejercicios que podemos hacer tumbadas en la cama o en el sofá.

Ejercicio para parte interna de los muslos


- Levantamos las piernas hasta formar un ángulo de 90 grados y a partir de ahí vamos separando las piernas abriéndolas poco a poco todo lo que podamos.
Hacemos 3 series de 10 repeticiones.
Este ejercicio es muy completo porque ayuda a tonificar más parte del cuerpo como los abdominales.
Según vayamos progresando podremos ampliar a 5 o 7 series, pero siempre de 10 a 15 repeticiones por serie y descansando un par de minutos entre cada serie. Recordar que es muy importante este pequeño descanso para recuperar.

- La tijera. Este es un ejercicio específico para los aductores.

Tijera para la parte interna de los muslos


Cuando la hagáis notaréis como los aductores se aprietan. Es difícil y cansado pero con el tiempo es el que más nos ayudará con esta zona específica.
Hacemos las mismas series y repeticiones por serie. Esto es muy importante. Siempre tenemos que hacer ejercicio que nuestro cuerpo pueda “digerir” para que haga su efecto. Si queremos hacer demasiado, nuestro cuerpo entra en déficit de energía y puede provocar un efecto adverso.

- Ahora un ejercicio que podemos hacer cuando estemos sentadas.

Otro ejercicio


Y aquí repetimos la tijera. Si, parece el mismo ejercicio, pero al estar sentadas, y nuestra espalda recta, el esfuerzo que tenemos que hacer es mucho mayor en las piernas, que cuando lo hacemos tumbadas. No hay manera de repartir los esfuerzos y por ello toda la energía de tracción se centra en los muslos, que son los únicos que trabajan, con sólo un poco de ayuda de los glúteos. Es para mi, de largo el mejor de los ejercicios, que además se adapta a la filosofía de nuestro blog, que es llegar a los objetivos sin tener que perder horas en un gimnasio. Podéis hacerlo en cualquier momento en casa mientras estáis sentadas. Respetar la rutina de series y repeticiones.

- Por último para aquellas más deportistas. La polea.

La polea


En la foto podéis ver como se hace. De pie, atamos la pierna a la polea y levantamos haciendo con ello una gran fuerza.
Pero esto no va con nuestra filosofía, verdad chicas?
Pues podemos adaptarlo a nuestra manera más tranquila de trabajar. Bien, nos ponemos de pie. Podemos poner una silla al lado para apoyarnos con una mano. Entonces lo que hacemos es levantar la pierna más cercana a la silla, es decir la contraria que en la foto, pero levantándola hacia el mismo lado. En realidad es como si hicieramos una tijera pero de pie. Este ejercicio es fantástico para la parte que queremos tratar.

Bueno, es importante que hagáis cada ejercicio bien. Es decir si veis que 10 repeticiones son muchas y que las últimas las hacéis mal porque os faltan fuerzas, es preferible hacer menos pero bien hechas.
Respetar un par de minutos entre cada serie, y tener siempre una botella de agua a mano y beber unos sorbitos entre cada serie de repeticiones.

Y para acabar un truco casero. Este ejercicio es más uno de los trucos que siempre hacemos en nuestro blog.
Si estáis sentadas, no crucéis las piernas. Ponerlas juntas, pegar los talones y hacer fuerza de un talón contra otro. Empujar fuerte, todo lo que podáis. Os daréis cuenta que la parte interna de vuestros muslos están haciendo un esfuerzo.
Es uno de los ejercicios que os quería mostrar más adelante como una de nuestras rutinas “caseras”.
Pero como os dije, vuestra actualidad manda y hoy tenía que atender a vuestras peticiones. Espero haberos ayudado.
Y sobre todo, ya sabéis amigas mías. Paciencia, calma y sin prisas.
Los resultados son a largo plazo. No veremos nada hasta pasados dos o tres meses, pero a partir de ahí, todo es como un milagro…y los resultados llegan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>